EL PERÙ FRENTE A LA INCOMPETENCIA Y LA MALDAD

Los peruanos estamos viviendo otra etapa negra de nuestra historia, esta vez por la absoluta improvisación y la falta de imaginación del gobierno de Martín Vizcarra que insiste en el error al haber ordenado nuevamente el confinamiento social los días domingos, supuestamente para detener la ola de contagios y muertes por el coronavirus, algo que no ha tenido resultado positivo antes. Ahora, nadie garantiza que de lunes a sábado muchos visiten a sus familiares o amigos si así lo quieren, lo cual nos hace presagiar –siguiendo la lógica de Vizcarra- que volveremos a tener una cuarentena todos los días de la semana.


Diversos profesionales de la salud consideran que el gobierno debió apostar por una estrategia focalizada en la que se apliquen restricciones específicas dentro de los distritos y regiones para evitar la propagación efectiva del virus, puesto que la realidad de cada jurisdicción es diferente. El doctor Ciro Maguiña ha dicho que “una medida que sí tendría eficacia serían los cercos epidemiológicos, buscar los casos casa por casa en lugares de alto contagio y ahí aplicar pruebas moleculares”.


Algo que ha descuidado el gobierno es la atención en las postas médicas y ha sobrecargado el servicio en los hospitales, cuando lo que debió promoverse es la detección obligatoria de los casos de Covid en las postas, y allí dar los medicamentos necesarios en la primera etapa del contagio. Al respecto, el doctor Abel Salinas considera vital la participación de las Fuerzas Armadas, Ministerio de Salud y Gobiernos Regionales en la entrega de los bonos, víveres y medicinas, para evitar que miles de peruanos hagan largas colas en los bancos y hospitales, porque es ahí donde hay aglomeraciones, con lo cual se lograría cercar la propagación del virus.


Pero, lamentablemente, el presidente Vizcarra peca de soberbia y se burla de todos los peruanos, al nombrar, fallidamente, al exministro de Salud, Víctor Zamora, como asesor de la Presidencia del Consejo de Ministros, a pesar que este se negó a comprar pruebas moleculares, camas UCI, y también se negó recibir ayuda de plantas de oxígeno de la empresa Shoudern por cuestiones ideológicas. Y tal parece que el jefe del gabinete ministerial, Walter Martos, lo iba a consentir, si es que Zamora aceptaba el nombramiento de Vizcarra.


No hay duda de que la tozudez del Presidente llega a límites inconcebibles que linda con el cinismo, al reciclar a exministros y colocarlos en puestos públicos para que sigan viviendo a costas del dinero público. Entre otros beneficiarios están Francisco Petrozzi, designado agregado cultural en la embajada del Perú en Alemania; Patricia Balbuena, nombrada como viceministra de Prestaciones Sociales en el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social; Zulema Tomás designada como asesora de la Dirección General del Instituto Nacional de Salud del Niño de San Borja; Edmer Trujillo, reubicado como miembro del comité de ProInversión, y el inefable Vicente Zeballlos, como asesor del gobierno; es decir, muy propio de un gobierno sin reflejos políticos, incompetente y malvado.



24 vistas