INCOMPETENCIA GUBERNAMENTAL Y DOBLE RASERO FISCAL-JUDICIAL

Dos grandes problemas se han acrecentado en nuestro país en los últimos años: la incompetencia del gobierno y la politización de la justicia. Particularmente, desde el 2018, el presidente Martín Vizcarra se ha dedicado a despilfarrar y malversar los recursos del Estado, a través de la multimillonaria publicidad para mantener de su lado a los medios de comunicación y la prensa waripolera, el pago de consultorías en los diferentes ministerios, la contratación de familiares y amigos en puestos públicos, y el nombramiento de ganapanes como representantes del Perú en organismos internacionales.


En agosto último murieron 13 jóvenes asfixiados en las escaleras de una discoteca al no poderse abrir las puertas de salida del local en el distrito de Los Olivos, y no pasa nada; el ministro del Interior, Jorge Montoya, admitió que mintió al dar información sobre este hecho lamentable, pero, igual, sigue en el cargo, cuando debió renunciar, por decoro.


En el colmo de la desvergüenza, el gobierno ha emprendido la campaña “No seas cómplice con el coronavirus” propalando mensajes como: “Si te reúnes en casa de familiares, pregúntales cómo les gustaría que sea su funeral”; “Si vas a visitar a tus abuelos, pregúntales dónde quieren que pongas sus cenizas”, mientras Vizcarra sale a decir que hay abastecimiento de balones de oxígeno, camas UCI, medicinas en todos los hospitales públicos, lo cual es falso, como falsos son los bonos prometidos que nunca llegan a millones de peruanos en situación de pobreza.


De otro lado, resulta descarado y escandaloso que los fiscales del caso Lava Jato ignoren la información publicada recientemente por el diario Expreso sobre la periodista Paola Ugaz, ex funcionaria de la Municipalidad de Lima en la época de Susana Villarán, respecto a unos ‘chats’ con una veintena de personas a las que se les propone depositar algunas sumas de dinero en sus tarjetas de crédito a cambio de unas “comisiones”, que no serian otra cosa que el pitufeo de mas de un millón 700 mil soles, al parecer, recibidos de las empresas Odebrech y OAS, para las campañas del NO a la revocaría y de reelección de la Villaràn.


Lo grave es que, en este accionar, Ugaz pide paciencia a algunas de esas personas por no haber cumplido con las “comisiones” ofrecidas, llegando a increparles por no reconocer los ‘favores’ que les ha hecho. Asi, por ejemplo, a Fiorella Pinedo le recuerda haber ayudado a su marido a quien “de hacer abortos en una posta de Chacra Ríos lo nombró director”, o cuando ofrece archivar un caso en la Fiscalía y menciona al asesor legal de la gerencia del Ministerio Público desde el 2015, Marco Antonio Ríos Luna.


Pese a todo esto, los fiscales Rafel Vela o José Domingo Pèrez no dicen nada hasta el momento, se mantienen “ciegos, sordos y mudos”,pareciera que no quieren chocar con los amigotes de Pablo Sànchez, Gustavo Gorriti e IDL. En este caso, el figuretti Josa Domingo Pérez no aparece, porque no se trata de Keiko Fujimori o de Alan Garcìa, a quienes si los trata como parte de organizaciones criminales, y pide para ellos presiones preventivas; con lo cual, es màs que evidente, estamos frente una justicia politizada, sesgada, basada en: “Para mis amigos todo, para mis enemigos la Ley


Juan Miguel Soto Villoslada

Sociólogo - Periodista




15 vistas