Jorge González afirma que hubiera "sido lindo" grabar con Pedro Suárez-Vértiz

Jorge González, alejado de los escenarios, afirma que hubiera sido “lindo” grabar con Pedro Suárez Vértiz, artista de su generación que también se ha retirado por su salud.


En las varias veces que Jorge González llegó al Perú de gira –junto con Los Prisioneros o con algún otro proyecto– siempre generaba polémica con sus declaraciones.


En algún concierto llegó a decir que en el Perú lo trataban tan bien y tan mal que se sentía realmente en su hogar. Preguntado por el diario El Peruano, confiesa que aún sigue esa sensación cada vez que visita el país. “(Me siento) muy en casa”, aseguró.

Alejado de los escenarios por temas de salud –sufrió un infarto isquémico cerebeloso subagudo en el 2015–, asegura que de las presentaciones en público no extraña “nada”.


Curiosamente, una de sus últimas apariciones frente al público peruano antes de su problema fue en un concierto en homenaje al chalaco Pedro Suárez Vértiz, cantante de su generación que también se retiró temprano de los escenarios por un problema nervioso que le impide pronunciar bien.


González afirmó que “hubiera sido lindo” que ambos se embarcaran en algún proyecto conjunto antes de sus dolencias.


Clásicos


Siempre político, señaló que lo que están sufriendo Chile y el Perú respecto al covid-19, “lamentablemente” parece que le dan la razón a temas de Los Prisioneros como ‘No necesitamos banderas’ y ‘Latinoamérica es un pueblo al sur de Estados Unidos’.


Sobre su antiguo barrio santiaguino de San Miguel, de clase media baja en la década de 1980, afirma que ha cambiado mucho con los años. “Hay edificios”, dice irónico.


Acerca de las motivaciones de sus canciones, se muestra esquivo. Por ejemplo, de su tema ‘Nunca quedas mal con nadie’, un tema que critica a los cantantes de protesta de una generación previa a la suya, se negó a precisar a quién apuntaba. “A nadie, a quien le venga, bien”, mencionó tajante.


Sobre su bello tema ‘Paramar’ admite que lo inspiró en un romance que tuvo de joven.


El año pasado, en que se volvió a escuchar ‘El baile de los que sobran’, afirmó que le parece lindo y triste que siga actual. En su lugar, mencionó a este diario que hubiera preferido que siga vigente “‘Viento dile a la lluvia’ de Los Togas”. Con Togas se refiere en jerga a Los Gatos, grupo argentino de Litto Nebbia de los años 60.


Para concluir, indicó que a pesar de haber dedicado mucho más años a experimentar como solista con la música electrónica, no le “incomoda nada” que se le conozca más por su trayectoria con Los Prisioneros.


6 discos de estudio grabó con Los Prisioneros, cuatro en su primera etapa.