La Pandemia de todos Los días

Visto globalmente la pandemia no se encuentra en retirada, es actualmente protagonista principal en la humanidad, de su estremecedor disyuntiva: un nuevo desarrollo o el retorno progresivo a la normalidad de siempre.


Las ciudades, los territorios marchan advertidos a resolver trascendentales decisiones, unos reaccionaron un inmediato sentido guerrerista, estamos en guerra contra el covid-19, señalaron, y estimularon rápidas acciones (del Perú se refiere a una cuarentena inicial exitosa y que ahora muestra desbalance de evolución por el número de infectados y letalidad).


El momento científico es clave para consensuar en el origen y la fuente del nuevo corona virus,determinar sus correspondientes monitoreos y favorecer el apoyo de las investigaciones científicas a la prevención y control del covid-19, es deseable que la comunidad científica desenvuelva hacia un objetivo común, respecto a esta pandemia.


El viejo Sun Tzu, enseñó que en el arte de la guerra un gran principio básico,"conoce al enemigo y conócete a ti mismo y en cien batallas no correrás jamás el más mínimo peligro", ese conocimiento científico del enemigo pandémico es relevante ahora, los alardes bélicos se confunden sobre los factores sicológicos y traducen inercia y miedo en las poblaciones. Hay que trazar adecuadamente estrategias y planes, de contención y derrota de este virus adversario.


Actualmente estamos en una fase de desconfinamiento y flexibilización progresiva de la cuarentena y es, también, el momento de los barrios y los municipios, de intensificar esta relación de colaboración participativa, fortalecer una salubridad pública, con una eficiente descentralización regional y local, recuperar la dinámica social y económica de nuestra provincia de Barranca, repensar la necesidad de una nueva ciudad con equilibrio rural y urbano, innovación, tecnología, con potencial productivo interno y ofrecer perspectivas de futuro.

Despuntando lo dramático y el sufrimiento de acciones de sobrevivencia, desempleo y pobreza que esta crisis está creando a nuestras familias, hay que optimizar capacidades desde lo local y acrecentar políticas de bienestar común.ojala no nos atrape el desconcierto y el pesimismo derrotista.

Mario Alva

Estratega local



55 vistas