LUCHA ANTICORRUPCIÒN: DEMAGOGIA PURA, DISCURSO PARA LAS TRIBUNAS

Es una vergüenza para nuestro país que la tan pregonada “lucha contra la corrupción” se ha convertido en un discurso lírico, demagógico, salo para engatusar a la gente; al final, esos que levantaban dicha bandera han terminado siendo los mas corruptos y enfrentando una serie de procesos penales como es el caso de Alejandro Toledo Manrique, Ollanta Humala Tasso, Pedro Pablo Kuczunsi, Susana Villaràn de la Puente, el propio Martín Vizcarra Cornejo, ex ministros de Estado, asì como varios gobernadores regionales.


A estas alturas, ya es ampliamente conocido que la empresa brasileña Odebrecht y sus consorciadas en el Perú han comprado a los presidentes en los últimos años. Y uno que ha querido llegar a Palacio de Gobierno en base a esta “criollada” y mentiras mediáticas es Julio Guzmán (ahora líder del Partido Morado), que ahora se arrebata y se indigna cuando el fiscal José Domingo Pèrez plantea una investigación por presuntamente haber recibido de Odebrecht 400 mil dolares para su campaña del 2016.


A Keiko Fujimori la tuvieron encarcelada mas de un año sin pruebas; sin embargo, otros como Ollanta Humala, Nadine Heredia, contra quienes hay demasiadas evidencias, no pasada nada, las investigaciones son lentas. Esperemos que los fiscales sean mas diligentes, no sòlo la emprendan contra los enemigos políticos, sino que indaguen sobre los aportes de campañas recibidos por Julio Guzmán, Lourdes Flores Nano, Yehude Simon, Susana Villaràn y otros. No olvidemos, por ejemplo, que hay casos como el del exjefe del gabinete ministerial, Cèsar Villanueva, el sujeto más poderoso del régimen después de vizcarra, operador de Odebrecht desde cuando se desempeñaba como Gobernador Regional de San Martín.


Es hora de poner al descubierto y sancionar como corresponde a los verdaderos “peces gordos de la corrupción”, pero también a sus cómplices que han alentado y promovido este accionar delictivo en los últimos 20 años. “Combatir la corrupción” no solo es castigar a los que hacen mal uso del dinero publico, sino también a los que conceden una licitación, dan un fallo -a cambio de sobornos y/o prebendas-, o los que crean cargos en el aparato estatal para favorecer a familiares, parientes o amigos.


Juan Miguel Soto Villoslada

Sociólogo - Periodista



14 vistas