RECUPEREMOS LA MORAL PÙBLICA, NO MÀS TROPELÌAS EN EL PERÙ

Martín Vizcarra continúa aferrado al cargo, a pesar de la serie de denuncias y testimonios que lo involucran en actos de corrupción no solo como gobernador, sino como ministro de Transportes, y como Presidente de la Republica.


No solo están los audios donde se le escucha a Vizcarra instruyendo a su entorno más cercano de Palacio de Gobierno como mentir y obstruir a la justicia por sus reuniones secretas con “Richard Swing”, sino la serie de denuncias de corrupción por las obras del Loma de ILO y el hospital Regional de Moquegua, que lo señalan de haber recibido coimas, y también el “negociado” en la compra de pruebas rápidas, para lo cual se habría reunido con la ministra de Economía y el proveedor de dichas pruebas que no han servido para detectar a los infectados por el mal.


Pese a todo esto, el Congreso de la Republica no lo vaca; pues, la mayoría de congresistas son gente improvisada, no sabe qué hacer, desconoce sus funciones, pareciera que ni han leído la Constitución que nos rige, y en la práctica están sometidos a lo que dice el Ejecutivo, sin importares la tremenda crisis política, económica y social que estamos viviendo todos los peruanos.


Hoy lunes 09 de noviembre el Congreso debatirá la segunda moción de vacancia presidencial, pero, el jefe del gabinete ministerial, Walter Martos, ya advirtió –después de haber amenazado antes con las Fuerzas armadas- de que de admitirse la moción presentarán una nueva acción de amparo ante el Tribunal Constitucional, lo que sumado a la negativa del mandatario a dar su testimonio ante el fiscal que investiga las corruptelas en Moquegua, es la más clara demostración de que el régimen de Vizcarra es totalitario, no cree en la independencia de poderes y quiere seguir haciendo lo que le da la gana. Basta ya de tanta tropelía.


Juan Miguel Soto Villoslada

Sociólogo-Periodista


18 vistas