Tras larga lucha contra el COVID-19 vuelven a sus hogares

• Agradecen a Dios, al personal de salud del Hospital de Barranca y a sus familiares.


Nunca perdieron la esperanza de volver a casa. Hay días en que las áreas de atención de COVID-19 del Hospital de Barranca tienen momentos de alegría, de sonrisas que no se ven, de miradas que traspasan los protectores faciales para irradiar tranquilidad a quienes se levantan de sus camillas para retornar a sus hogares después de 15 días, tres semanas, un mes o dos.


Esos momentos mientras los pacientes arreglan sus bolsas o mochilas con sus pertenencias parecen interminables y al menos el personal de salud puede ver sus rostros, mientras se colocan la mascarilla. No fue fácil para ninguno de ellos, este coronavirus tiene sus picos de crisis donde lamentablemente no todos sobreviven.


Algunos se toman su tiempo para arrodillarse y agradecer a Dios el permitirles seguir viviendo y médicos, enfermeras y técnicos hacen los propio, agradeciendo el haberles permitido salvar estas vidas. “Me voy agradecida porque siempre estuvieron pendientes de todos nosotros, indicándonos que esta es una lucha 50/50 y yo jamás perdí la fe. Hoy puedo encontrarme con mis familiares y decirles lo duro que es esta enfermedad. No bajemos la guardia, cuidémonos todos los días“, expresa la señora Jacinta Calderón Gamarra, a minutos de salir del nosocomio.


El señor Carlos Esquivel Nolasco detalló su experiencia a través de su red social. “...Al principio fue difícil, es un cambio brusco y severo sobre tu vida cotidiana y más aún si solo dependes del oxígeno para estar vivo, entonces luego te das cuenta que ellas y ellos (doctores, enfermeras y técnicas) no se rinden; ellos siguen con tu tratamiento luchando por recuperarte de mañana, tarde, noche y madrugadas. Esa vitalidad y esfuerzo que hacen a pesar de las dificultades (luz, agua, oxígeno) y poco personal de apoyo para tantos pacientes, pero no se rinden; así sea alumbrándose con su celular, venían y te seguían dando tus medicamentos e inyecciones (imagínense lo pesado también para ellos, estar horas con plásticos en la cabeza, gafas, protector facial, guantes, bolsas en los zapatos, más el traje que le cubre todo el cuerpo), en fin...toda esa energía, las frases de apoyo y muestras de amor incondicional de la familia, más la misericordia de Dios hacen que reacciones y no te rindas (yo sé que muchos no lo lograron); pero yo si pude y estaré por siempre agradecido a las técnicas, enfermeras, licenciadas y muy en especial a los doctores del Módulo 2 COVID del Hospital de Barranca“.


Así, hay más testimonios, que finalmente exhortan a seguir cuidándonos para evitar contraer el COVID-19, por eso recomiendan: utilizar correctamente la mascarilla (cubriendo la nariz y la boca), mantener la distancia de dos metros como mínimo y desinfectarse las manos constantemente con agua y jabón.


Según reporte del Hospital de Barranca, respecto al coronavirus, el 22 de marzo tenían 72 pacientes hospitalizados, 5 en UCI y lamentablemente 4 fallecieron; mientras 6 fueron dados de alta.


Dato: Los casos acumulados 2020-2021 de COVID-19 en el HBC son: 11,384 confirmados, 9,450 recuperados y 471 fallecidos.



77 vistas0 comentarios