VACANCIA PRESIDENCIAL FUE UN BURURU PARLAMENTARIO, UNA BURLA PARA TODO EL PERÙ

El Congreso no logró los votos necesarios para aprobar la vacancia presidencial de Martìn Vizcarra por incapacidad moral, tras los videos en los que se le escucha instruyendo a la secretaria general de Palacio de Gobierno y a su asistenta personal para que mientan ante la Fiscalía y el Parlamento en torno a sus encuentros secretos y contratación irregular de Richard Swing en el Estado. Sólo 32 votaron a favor, 78 lo hicieron en contra y 15 se abstuvieron.


Daniel Urresti, de la bancada Podemos, ya había adelantado que no hay los votos suficientes para vacar a Vizcarra porque hay algunos congresistas que se sienten representantes del Ejecutivo, otros porque ya negociaron algunos puestos en el interior del país, y otros por el ofrecimiento de presupuestos para las regiones y distritos donde tienen representantes de sus partidos; pero, precisamente èl, se abstuvo de votar.


Sòlo dos bancadas parlamentarias, la del FREPAP y UPP han sido coherentes y consecuentes con su discurso y con su voto. Es destacable que durante el debate marcaron firme posición sus voceras Marìa Cèspedes y María Bartolo Romero, respectivamente, resaltando que una vacancia de Vizcarra era una forma de castigar su comportamiento inmoral, su actitud reprochable como jefe de Estado.


Aisladamente, la congresista Martha Chàvez votò por la vacancia presidencial, pero, el resto de la bancada de Fuerza Popular votò en contra, pues Diethell Columbus, ya lo habìa adelantado, argumentando de que la “incompetencia y mediocridad del gobierno no es causal de vacancia”. Estoy seguro que esto le pasarà factiura en las elecciones generales del 2021.


Vergonzosa ha sido, también, la actuaciòn de las bancadas de Acciòn Popular, Somos Perù, y ni que hablar de los aliados del gobierno el Partido Morado, el Frente Amplio y Alianza Para el Progreso, ( le dijeron de todo al Presidente, tanto asì que, Omar Chehade sostuvo que Vizcarra no tenía la autoridad moral para gobernar el país, y que si no es vacado se quedará como “un pato rengo” que ya no podrá gobernar en los próximos meses; sin embargo, al final estos demagogos votaron en contra o se abstuvieron como es el caso de Chehade que dijo lo hacía por “cariño” a su líder César Acuña Peralta ).


Es decir, la jornada del fin de semana ha sido una verdadera vergüenza nacional cuyos protagonistas han sido unos congresistas parlanchines no saben distinguir lo que es un juicio político de un juicio penal, y terminan apoyando la inmoralidad y la corrupción.


Juan Miguel Soto Villoslada

Sociòlogo-Periodista









32 vistas